jueves, 14 de agosto de 2008

El misterio de los contenedores de reciclaje



Érase una vez, hace muchos muchos años, en un reino muy lejano (llamémosle así como quien no quiere la cosa, Las Palmas de Gran Canaria, pero es solo un ejemplo...bien podía ser el país de las hadas y todo ese repertorio de mundos oníricos) amaneció un buen día la ciudad llena de contenedores de reciclaje, nuevecitos nuevecitos...con sus vibrantes colores amarillos y azules, acompañando a los ya más conocidos verdes, invitando a todos los habitantes a reciclar todas sus deshechos, sin importar su origen y composición...es más, eran tan bonitos que daban ganas incluso de reciclar utensilios que aún tenían un par de usos por dar...¡podíamos reciclar casi cualquier cosa! papel, vidrio, plástico, nada se nos resistía...

Y así fue como los habitantes se entregaron con pasión al proceso del reciclaje, bajaron toneladas y toneladas de basura deseosos de darle una segunda oportunidad, una nueva vida.
Pero !oh, curioso destino! ese parece ser que no era el final de todas las botellas que nos dieron de beber en los días de verano y las cartas de amor que decidimos romper en pedacitos, ya que un día, no se sabe bien como, los nuevos contenedores desaparecieron, dejando las calles de aquel reino lejano plagadas de despedicios desolados, más perdida que nunca, más basura que nunca, esperando nuevamente la promesa de su resurreción.


A pesar de que el reciclaje sigue siendo una asignatura pendiente en Las Palmas de Gran Canaria, desde su ayuntamiento han decidido ponerla a la altura de otras ciudades europeas en lo que a préstamo gratuito de bicicletas se refiere. En www.biciambiental.org puedes registrarte en el servicio de préstamo, que por lo que parece ha tenido muy buena acogida...si es que nosotros queremos poner de nuestra parte por mejorar lo que nos rodea, lo que pasa es que no nos dejan....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jipi perro flauta ecojolista!

y te sacaste el carne de bici ése? está guapolo lo que ahora sólo falta que hagan carriles bisi porai, porque a mí me da miedito que mescache un coche qué quieres que te diga

Plastinilla dijo...

mujer, han pintado de amarillito más carriles bici, tú tranki, insuficientes aún, pero, llámame jipi perro flauta comeflores y lo q tu quieras, pero la gente responde bien, espero que siga adelante el proyecto :)

Utah dijo...

ehm... y si resulta que te digo que aunque la gente recicle yo he ido a un vertedero a ver cómo tiran todo en el mismo sitio y las plantas de prensado, triturado para su transporte están "apagadas" salvo para las inspecciones y dedican las subvenciones a otra cosa???

De qué servirán los contenedores luego?

y el afán de reciclaje de la gente?

Me ha gustado mucho el estilo al principio del texto, el cambio a las bicicletas así de sopetón ha sido como hacer scratch en un vinilo pero todo está relacionado.

Un abrazo de la nutria coñona!